4 mexicanos se armaron por cada soldado, policía o guardia en 10 años

4 mexicanos se armaron por cada soldado, policía o guardia en 10 años


*Usos y costumbres, aunado a escaso rigor legal y a un desempeño corrupto en muchas aduanas fronterizas del país, favorecen el ingreso de armamentos al país


Redacción MX Político.- El general Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, declaró hoy en la conferencia mañanera del presidente López Obrador, que un estimado de 2 millones 12 mil armas ilegales han ingresado al territorio nacional en los últimos 10 años.

El titular de las fuerzas armadas abundó en el sentido de que la dependencia que encabeza es la única facultada para comercializar armamento en nuestro país; por lo que en base a eso, vendió en ese lapso el país 450 mil 625 dispositivos letales.

De las cuales, más de 228 mil fueron vendidas legalmente a los gobiernos estatales para sus corporaciones de seguridad.

Otras casi 77 mil fueron vendidas a dependencias federales autónomas como Pemex, CFE o Banco de México, para el resguardo de sus instalaciones.

Sandoval declaró también que a particulares y a exmilitares se vendieron 113 mil 74 armas y a empresas de seguridad privada un total de 32 mil 340.

De lo que se desprende que en los últimos 10 años se armaron casi 4.5 individuos en este país por cada soldado, marino, policía o guardia que recibió legalmente su arma de carga para resguardo de la seguridad pública y la seguridad particular y de instalaciones estratégicas.

Es esa la proporción de cómo se surtieron los diferentes sectores de la población de instrumental y artilugios considerados letales, por lo que también puede hallarse una explicación al incremento de los índices delictivos en los últimos años.

Las disposiciones normativa de la legislación mexicana, contenida en los artículos 50 y 88 de la Ley Aduanera vigente y las que se desprenden de las Reglas de Carácter General en materia de Comercio Exterior Capítulo 3, apartado 1, fracción 3 (3.1.3), que favorece a que todo pasajero o transeúnte procedente del extranjero y al ingresar a territorio nacional, si no encuadra en el supuesto de lo previsto por el apartado correspondiente al supuesto de quien importa de buena fe y legalmente, mercancía permitida, no será requerido por los agentes aduanales para revisión. Se reitera, en los casos de buena fe; situación que muy pocos transeúntes y pasajeros acatan u observan.

La ley prevalece como tal desde hace muchos años; todo lo contrario para los ciudadanos mexicanos que deseamos ingresar de manera legal a territorio estadounidense; somos siempre objeto de una férrea y hasta humillante revisión.

Está acreditado que hay millares de familias estadounidenses que han practicado o practican el jugoso deporte de alquilarse con los distribuidores de estupefacientes con todo y vehículo, para pasar a territorio mexicano  con cargamentos de armas en la cajuela sin ser sujetos de revisión, introducirse a algún mall y mientras tanto, permitir que narcotraficantes mexicanos de este lado de la frontera, abran su cajuela y sustraigan "la carga" sin ningún problema. Deporte muy practicado por familias estadounidenses, en su mayoría residentes de la franja fronteriza del lado americano.

 
Fue enfático esta mañana el General Sandoval, al afirmar que esta es sólo una estimación de la Agencia gubernamental estadounidense encargada del Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, (ATF) por sus siglas en inglés.

Y además que se han recuperado ya cerca de 333 mil armas, por los que están sin recuperar cerca 1 millón 680 mil armas de fuego.

La ATF también estima que al país ingresan cerca de 200 mil armas de fuego al país por cinco diferentes puntos fronterizos a lo largo de la frontera, señaló Sandoval: Tijuana- San Diego, El Paso-Ciudad Juárez, Laredo-Nuevo Laredo, McAllen-Reynosa, y Brownsville-Matamoros. 

En ese sentido, hay entonces casi 5 individuos armados para cada elemento oficial que posee arma de fuego en este país.

Quizá por eso tanto homicidio. 

Quizá por eso cualquiera que tengo mil pesos para comprar un arma de fuego ilegal, "caliente", se sienta con derechos "para pelear la plaza", al calor de una caguama y un narcocorrido.

Quizá por eso los mexicanos ya no dirimen sus diferencias en la calle a "mentadas de progenitora", ni a "trompadas",....sino a balazo limpio.

Quizá por eso....


hch
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto