Las políticas culturales se encuentran lejos de la población, porque nunca consideraron ni al libro y menos al lector: Paco Ignacio Taibo II

Redacción Noticias MX


El director del Fondo de Cultura, Paco Ignacio Taibo II, en entrevista con Notimex, expresó que las políticas culturales se encuentran lejos de la población porque nunca consideraron ni al libro y menos al lector.


"Nosotros vinimos aquí a operar como franciscanos, austeridad absoluta, recorte de gastos innecesarios y simultáneamente vinimos a trabajar para la gente, los lectores: los posibles, los reales, los que podrían serlo, los que ya lo son, a encontrarlos y a darles salida", dijo.


 "El desperdicio y la ineptitud lo que hacían era volver más difícil, muy difícil construir una política popular en el libro, que se planteara el problema número uno: los lectores, quiénes quieren ser y cuáles son las políticas clave", afirmó.


Con respecto a la batalla por el precio del libro comentó: "Estamos llegando a sectores donde no podían comprar un libro y con estos precios pueden. Estamos desarrollando campañas de creación de clubes de lectura y salas de lectura, ya llevamos 10 estados de la República con un notable éxito", detalló.


El director del Fondo de Cultura, quien conoce a la industria de papel en la que la batalla por el precio del libro puede ser un dilema que algunos cuestionan. Pero más allá del maniqueísmo están los lectores.


"La bronca no es contra las editoriales", aclara, "la bronca es cuando el fenómeno de la llegada del libro a México pasa por las transnacionales españolas y llega en euros y hay sobreprecio", afirma.
En cuanto a un largo camino hacia una República de lectores, expresó que el camino no será fácil.


“Tenemos un centenar, dos, tres centenares de operaciones piloto, que dentro de dos meses o seis meses nos van a permitir hacer un balance y decir: 'bueno aquí hay esto', pero estamos teniendo un conocimiento de quiénes son los lectores, dónde están, quiénes pueden ser y no lo son, cómo fomentar la lectura. Estamos teniendo un conocimiento notable de ese universo, y nacional, no chilango", advierte.


"Sé que los libros cambian la vida, a todos no, a algunos. Cuando decimos una República de lectores, no decimos: 'Todos deben de leer cinco horas diarias'. ¡No, no, eso es basura! Eso es autoritarismo disfrazado de benevolencia cultural. Lo que decimos, todos los que puedan, los que no saben, pueden ser lectores. ¡Siempre hay un libro esperándote y no sabes que está ahí!
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto